El Crecimiento de Nuestros Hijos

Este sitio le brindará información sobre el crecimiento de su hijo, y su entrada en la adolescencia. Para consultas o preguntas pueden dirigirse a nosotros a el_crecimiento@yahoo.com.ar Este blog tendrá el fin la recaudación de juegos de mesa o ingenios para ser donados a UNICEF.

Sunday, September 24, 2006

etapa de latencia









Se refiere a las fuerzas inconscientes que motivan el comportamiento humano. Surgió en el siglo XIX, cuando el médico vienés Sigmund Freud desarrolló el psicoanálisis, es decir, un enfoque terapéutico que rastrea los conflictos inconscientes de las personas, los cuales provienen de la niñez y afectan sus comportamientos y emociones. Sus principales representantes son: Sigmund Freud, Erik Erikson y Jean Baker Miller.

SIGMUND FREUD: TEORIA PSICOSEXUAL.


Freud pensaba que los primeros años de vida son decisivos en la formación de la personalidad, a medida que los niños desarrollan conflictos entre sus impulsos biológicos innatos relacionados con la sexualidad y las restricciones de la sociedad. Según Freud, estos conflictos se presentan en etapas invariables del desarrollo psicosexual. Según la Teoría Psicosexual, tres son los componentes de la personalidad:


Etapa fálica (de los 3 a los 6 años):

Época del "romance familiar", el complejo de Edipo en los niños y el de Electra en las niñas. La zona de gratificación se desplaza hacia la región genital.

El complejo de Edipo:

Aquí cuando ocurren prohibiciones a la masturbación, puede generar muchos conflictos en el futuro, mas cuando se hace con violencia y sin ninguna explicación aparente. El niño obedece, pero se manifiesta en su carácter convirtiéndose en un inestable, colérico, indisciplinado y rebelde.

Etapa de latencia (de los 6 años a la pubertad):

Esta fase es muda en cuanto a sus manifestaciones y curiosidades sexuales. Es el aspecto cultural de la fase de latencia, fase no solamente pasiva, sino altiva, puesto que implica la síntesis de los elementos así recibidos y su integración al conjunto de la personalidad irreversiblemente marcado por su sello masculino y femenino. Aquí el niño comienza a sublimar todos los impulsos que tenga actividades importantes, sociales, culturales, para que crezca su autoestima. La libido, no inmoviliza en el inconsciente (como el niño neurótico, para dominar los efectos reprimidos) estará enteramente al servicio de un superyo objetivo. El complejo del Edipo será progresivo. Esta etapa es entre los 7 y 12 años.

Etapa genital:

En esta etapa lo importante es centrar el objeto de ternura y la pasión, el amor maduro, amar a alguien tal como es. La inteligencia se caracteriza porque es una persona flexible y creativa, con meta profesional, vocación donde expandir su creatividad y su energía. Esta etapa se caracteriza por el amor oblativo, que cuando la persona es capaz de dar y de ayudar a los demás, una entrega absoluta y total.

Para la mujer, este tipo de amor llega cuando es capaz de dar un hijo a voluntad propia al hombre que ella ama. Una persona esta bien en esta etapa cuando es capaz de entender el punto de vista del otro, con buen sentido, prudencia y con pensamiento racional.

La hipertrofia de la inteligencia con relación al resto de la actividad psicofisiológica da un sujeto que merece el nombre de síntoma neurótico. Esto es cuando la persona tiene un perverso dentro inhibido por el superyo. , Por lo general son personas que sufren mucho.

El niño.


En la lucha contra la angustia de castración, el niño se siente privilegiado por tener un pene, mientras que la niña se siente desfavorecida. Para que un niño se desarrolle con normalidad es necesario que la madre lo este apoyando constantemente en sus actividades y se sienta con la confianza de llorar delante de ella, lo que no pude hacer delante del papá, puesto que para él los hombres no lloran. Si su padre le hace algún reproche, entonces dice que el papá ha sido muy severo con él y se queja con su mamá.

Si el padre es viril y sano, severo, pero justo, el Edipo se va a plantear sin ningún problema, porque la imagen del padre soporta la agresividad del niño sin crearle culpa. De lo contrario, si el padre es demasiado severo entonces le creara al niño una culpa en su inconsciente y el superyo reacciona como si en verdad lo fuese. El niño que ha superado el complejo de Edipo es aquel que tiene renunciación a las pulsiones agresivas respecto de la madre, debe pues ir acompañado de la renunciación a las pulsiones pasivas seductoras respecto del padre, los demás al inspirarle confianza, rubricaran esta renunciación.

Este será seguido por el desinterés afectivo por las cosas de las personas mayores, dejara a los padres en su vida adulta. Pero si esta actitud de complejo de Edipo tardío se acompaña de una inhibición bastante fuerte de la agresividad inconsciente, esto propicia una neurosis en el curso de la vida por lo que todo le genera angustia, el casarse, le teme a la llegada de los hijos, y cuando los tiene se siente muy celoso de ellos y tiende a ignorarlos, derivada de una represión de una rivalidad edifica y no de su solución.

La verdadera madre castradora es aquella que inspira al niño a las actividades propias de su sexo, que requieran de audacia, fuerza y rudeza y viste al niño con pantalones, tirantes y le mantiene su pelo corto, y no aquella que le dice a su hijo que hubiese preferido una niña o que el niño no realice las actividades propias de su sexualidad fálica.

También el complejo de castración entra en juego en las actividades intelectuales sobre todo en la aritmética. Cuando un niño tiene problemas con esta asignatura es porque esta relacionando inconscientemente la semejanza, la diferencia, la inferioridad y la igualdad.

La niña.

En esta la niña descubre que hay criaturas poseedoras de algo que ella no tiene que son los niños. Para que la niña supere esta angustia del complejo de castración debemos decirle que ella tiene una maquina especial para hacer bebes que el niño no tiene. El retiro de la catexis de zona erógena fálica no puede realizarse en la niña sin compensación, es decir que el abandono de la masturbación clitoridea va acompañado de un desplazamiento hacia el rostro y el cuerpo interiormente dedicado al clítoris.

Por eso es que todas las mujeres del mundo dependiendo de su cultura se embellecen y se miran al espejo con admiración. Es importante que un padre le diga a su hija lo bonita que es para que crezca con normalidad. La niña se dirige a los hombres y desea conquistarlos como lo hace su madre. El reprimir su sexualidad puede surgir trastornos neuróticos, propensión a sufrir sentimientos de culpa y de inferioridad.

También siente la necesidad de sublimar sus pulsiones pasivas dando afecto a adultos fuertes que puedan protegerla y sobre todo a hombres y muchachos mayores que tienen el poder que las mujeres no tienen. Por eso halagan a papá. Cuando la niña crece y elige muchachos de su edad entonces se dice que ha eliminado su complejo de Edipo.

Si por el contrario la madre elige sus actividades, lo que se va a poner y no la deja ser independiente, entonces la niña se sentirá fea y renunciara as u narcisismo natural. Si la niña no tiene la presencia de un padre o una figura paterna, entonces será como la bella durmiente, estará ahí para que la despierten. El primer escollo es cuando hay una identificación ambivalente con ambos sexos y un desinterés consciente por la sexualidad genital, esto se traduce a una frigidez vaginal total. Si la hija esta fijada afectivamente a su padre, el complejo de virilidad es extremadamente fuerte. Ella tiene un superyo violento que no le permite identificarse con la madre y la seducción femenina con respecto al padre.

En la pubertad esta actitud del Edipo invertido es entonces una rivalidad sexual, ella huye de las mujeres y se acerca a los hombres para identificarse con ellos, entonces se entrega a la soledad. El segundo escollo es la frigidez por un infantilismo afectivo, estando en ese momento con una madre cerrada, puede quedarse siempre en una actitud narcisista, afectiva y culturalmente infantil.

ERIKSON: TEORÍA PSICOSOCIAL

Modifica y amplia la teoría freudiana. Erikson sostiene que la búsqueda de la identidad es el tema más importante a través de la vida. Pensaba que la teoría freudiana subestimaba la influencia de la sociedad en el desarrollo de la personalidad. Erikson conceptuaba a la sociedad como una fuerza positiva que ayudaba a moldear el desarrollo del ego o él yo. La teoría del desarrollo psicosocial divide en ocho períodos de edad la vida humana.

Cada etapa representa una crisis en la personalidad que implica un conflicto diferente y cada vez mayor. Cada crisis es un momento crucial para la resolución de aspectos importantes; éstas se manifiestan en momentos determinados según el nivel de madurez de la persona.

Si el individuo se adapta a las exigencias de cada crisis el ego continuará su desarrollo hasta la siguiente etapa; si la crisis no se resuelve de manera satisfactoria, su presencia continua interferirá el desarrollo sano del ego. La solución satisfactoria de cada una de las ocho crisis requiere que un rasgo positivo se equilibre con uno negativo.


Las etapas psicosociales son las siguientes


Confianza básica vs. Desconfianza (del nacimiento hasta los 12 ó 18 meses):

El bebé desarrolla el sentido de confianza ante el mundo. Virtud: la esperanza.

Autonomía vs. Vergüenza y duda (de los 12 ó 18 meses a los 3 años):

El niño desarrolla un equilibrio frente a la vergüenza y la duda.

Virtud: la voluntad. Iniciativa vs. Culpabilidad (de los 3 a los 6 años):


El niño desarrolla la iniciativa cuando ensaya nuevas cosas y no se intimida ante el fracaso. Virtud: el propósito.

Industriosidad vs. Inferioridad (de los 6 años a la pubertad):

El niño debe aprender destrezas de la cultura a la cual pertenece o enfrentarse a sentimientos de inferioridad. Virtud: la destreza.


MILLER: TEORÍA RELACIONAL.


Según esta teoría la personalidad se desarrolla a la par con los vínculos emocionales, no separada de ellos, desde la misma infancia. Los inicios del concepto no son los de una persona solitaria y estática que es ayudada por otra, sino los de una persona que interactúa con otras. Las etapas relacionales consisten en:


Infancia:

El bebé se identifica con actividades de vigilancia, responde a las emociones de los que le brindan cariño; desarrolla el sentido de la comodidad y actúa para que la relación progrese hacia un mayor bienestar mutuo.

Etapa de los primeros pasos:

El niño desarrolla otras habilidades, otros recursos físicos y mentales, nueva comprensión de las relaciones, un sentido más complejo del yo y relaciones más complejas. El principal aspecto es mantener relaciones con las personas importantes en la vida del niño.- Primera infancia: Desaparece el conflicto de Edipo y Electra; continúan las relaciones con las personas más cercanas. Si se resalta que el padre es más valioso e importante que la madre el niño lo asimilará como verdadero.

Primera infancia:

Desaparece el conflicto de Edipo y Electra; continúan las relaciones con las personas más cercanas. Si se resalta que el padre es más valioso e importante que la madre el niño lo asimilará como verdadero.

Edad escolar:

Las niñas muestran interés en las amistades, la familia y el aspecto emocional. Los niños en cambio, desarrollan juegos y destrezas competitivas.


Desarrollo de la motricidad


El estatismo en inmovilidad sigue una evolución constante en los años de la infancia, y se descubre verificando el grado de equilibrio que consigue alcanzar el niño en cada movimiento.

El estatismo en los movimientos de puede seguir, sobre todo a través de los saltos. A partir de los 6 años aproximadamente todos los niños son capaces de saltar con los pies juntos, cayendo en el mismo sitio.

La falta de independencia en los movimientos musculares, todavía a los cinco y seis años, se comprueba al observar las contracciones involuntarias que acompañan a los movimientos dirigidos. Antes de cumplir siete años, los progresos serán evidentes, sobre todo, en los ejercicios de coordinación. La capacidad para coordinar un movimiento a una determinada percepción sensorial determinada, recibe el nombre de habilidad sensorio motriz.

El niño a esta edad (6 años) es capaz de realizar cualquier actividad correctamente comienza a ejercitarse en todo tipo de actividades manuales. Comienzan a distinguir el lado izquierdo y derecho en su cuerpo y posteriormente, en los objetos.

No ejecutarán órdenes cruzadas que impliquen movimientos simultáneos de brazos y piernas, por ejemplo.


Factores de Desarrollo Intelectual


Piaget sostiene que el lenguaje es esencial para la evolución intelectual del niño. La influencia que el niño recibe de los demás no reduce sus efectos a la maduración verbal exclusivamente. También incide directamente sobre la evolución intelectual o cognoscitiva global. El egocentrismo es el carácter dominante en el pensamiento infantil.

En la primera fase del lenguaje el niño habla, sobre todo, de sí mismo y para sí mismo, utilizando a los demás únicamente como auditorio. Por sí mismo, no le es fácil al niño, al principio, tener en cuenta los puntos de vista de otras personas. El mundo que es capaz de comprender gira todavía a su alrededor.

A medida que va descubriendo la existencia de una realidad más amplia, regida por sus propias leyes, va evolucionando hacia una actitud más objetiva, analítica y racional. De los 4 a los 6 años, tomándose a sí mismo como modelo para interpretar todo cuanto existe a su alrededor, el niño considera los objetos como dotados de vida y conciencia. El niño puede afirmar que la puerta "es mala" porque le ha hecho daño, o que el sol "es bueno" porque viene cada día a traernos calor y luz. Muchas de las limitaciones del pensamiento pre-lógico infantil, como la irreversibilidad o el centramiento, entran en vías de superación a partir, aproximadamente, de que el niño cumple los cinco años de edad.

Cuando el niño comienza a ser capaz de considerar distintos aspectos de un mismo problema, o desandar mentalmente los pasos andados, si no conducen a su resolución, sus procesos intelectuales rompen el círculo restrictivo del dogmatismo y la rigidez. El paso del pensamiento pre-lógico al pensamiento lógico tiene lugar a través de una evolución progresiva y continua. Mientras el pensamiento depende de las percepciones inmediatas, escapan todavía a las posibilidades del individuo funciones básicas para cualquier razonamiento lógico como la comparación o la relatividad.


EL JUEGO


El juego constituye para el niño, un lenguaje adecuado para la expresión de sus fantasías, de sus conflictos, de sus sentimientos, de su modo de captar y transformar la realidad; sirve para abordar situaciones conflictivas no toleradas, situaciones que el sujeto transforma para convertirlas en adecuadas para él. Además el niño a través del juego, aprende a conocerse a sí mismo, a los demás y al mundo que los rodea.

Aparte de los conocimientos y habilidades que adquieren al jugar, se ejercitan en el uso del material de juego y en su propia actividad. El juego ofrece a los niños la posibilidad de desplegar su iniciativa, de ser independientes, en lugar de dejarse llevar por lo que ya está dado. Actúan de acuerdo con sus necesidades; se realizan a sí mismo; tienen ocasión de ser ellos mismos. Durante el juego el niño encuentra situaciones apropiadas para ejercitar su poder, expresar su dominio y manifestar su capacidad de transformar un mundo real, experimentar un sentimiento de asombro gozoso ante el descubrimiento de lo nuevo y de sus posibilidades de invención.

Esto representa una situación necesaria aunque no suficiente para la gestación y consolidación de un sentimiento de seguridad, matriz del proceso de la conquista de la propia identidad. La conducta activa que el niño pueda desarrollar durante el juego le hará experimentar también un sentimiento de plenitud gozosa, nacido de la confianza en sus propias posibilidades conductuales, asumirse con un rol protagónico en la compleja trama de las relaciones interpersonales, aceptar las propias limitaciones y resignarse ante lo imposible, para superar la engañosa trampa fantasma tica que nace al quedar encerrado en un mundo imaginario.

No se debe subestimar el valor de las experiencias lúdicas para la formación de la personalidad, pues todo lo que los niños aprendan en este sentido por medio del juego, igual que los conocimientos y las habilidades que por él adquieren, luego lo transfieren a la vida. Tanto sus comportamientos como sus juegos van poniendo de manifiesto sus capacidades e inclinaciones hasta llegar a exteriorizar su particular modo de reaccionar ante el mundo y aquellas inclinaciones que, mucho más adelante, señalarían algunos rasgos de su futura vocación.

De la relación dialéctica sujeto - objeto, que se puede desarrollar durante el juego, nace en el ser humano la posibilidad de transformar la realidad y de crearla; transformaciones y creaciones que se hayan subordinadas al desarrollo cognitivo y a la capacidad creadora de cada sujeto. Durante el juego el sujeto puede crear ante situaciones imprevisibles y nuevas, conductas que se gestan a partir tanto de sus posibilidades estructurales como de su historia personal y su dinámica afectiva. La crea por estimar que lo conducen al éxito y una vez efectivizadas pasan a formar parte de él. Así las conductas lúdicas satisfacen las necesidades de sentir-se, de dominar y transformar la realidad de acuerdo con sus propios deseos.

El juego se constituye en el elemento mediador de comunicación. Compromete al cuerpo como eje, evolucionando hacia la relación del cuerpo con el objeto y hacia el otro, culmina en su evolución con el juego de reglas como un espacio entre lo externo y lo interno. El juego es ámbito de verdad, ya que primero funciona como escenario del mundo interno, que articulado desde sus significaciones opera como espacio de lo verdadero para el sujeto. Este juego evoluciona hacia la inclusión de las condiciones de la realidad y es esto, lo que va dando el acceso al conocimiento de la verdad, definible en términos de operatividad.

El juego es para el hombre el camino de transformación de la alienación interna y externa, desde la recuperación de la verdadera articulación entre la necesidad y la satisfacción. El contenido del juego expresa un nivel de desarrollo instintivo, así como también un nivel de organización de las estructuras cognitivas (de pensamiento. El juego que se desarrolla en la niñez es sin duda alguna la mejor base para una adultez sana, exitosa y plena.

El niño se va involucrando en juegos cada vez más complejos, de acuerdo a sus adquisiciones, seguirán ejercitando las anteriores, más simples (aun cuando puedan implicarse en juegos más complicados) si esa repetición les resulta más accesible y agradable. Una de las condiciones del juego es que permite repetir sin medida lo que le resulta fácil y placentero. La primera función del jugar es la construcción del propio cuerpo en relación con los otros. Puede decirse que, a partir del jugar, el chico se obsequia un cuerpo a sí mismo, apuntalado en el medio; así el entorno posibilita o obstruye, acelera o bloque.

Los primeros juegos son juegos sin reglas. Las reglas aparecen con las primeras imitaciones, durante el segundo año, pero le hace falte un tiempo para liberarse completamente de esa forma inferior. Entre estos juegos no reglados de la infancia, los primeros son puramente funcionales; responde a movimientos voluntarios que el niño repite. En estos juegos interesa en primer lugar la mano; después el antebrazo y los seis meses y medio el brazo integro entran en juego. También diferenciará las sensaciones térmicas, los olores, los ruidos, las caras, las voces, es decir accederá al despertar de su sentido.

Más tarde interviene los juegos hedonísticos, en los cuales el niño busca procurar placer, por ejemplo causando un ruido. Luego los juegos de exploración y de manipulación de su cuerpo y del otro, juegos con la arena, con los animales, etc. Antes de empezar con los juegos reglados, es necesario hacer un lugar a los juegos de un género particular. Ellos son los juegos de destrucción, con los cuales hay que relacionar los juegos de desorden. Estos juegos se aproximan a ciertos juegos que molestan, que son también desquites destructores; el deseo de molestar se expresa a menudo por la búsqueda de un desorden que fastidie al otro. Junto a estos juegos se puede situar ciertos juegos de arrebato.

Empujar lo más posible, gritar lo más fuerte. Le agregamos los juegos solitarios, como bajar una pendiente hasta perder el aliento, girar sobre sí mismo lo más rápidamente posible hasta la caída final. Es decir juegos de autoafirmación inferior. Entre los 7-8 años los varones ya no imitan modelos humanos, sino que se hacen los osos, el lobo, el conejo, el auto, la moto. Los juegos de regla arbitraria, que se desarrollan a continuación hacia el fin de la edad preescolar y al principio de la escolar, conservan de los anteriores la noción de reglas.

El niño puede crear reglas nuevas. Desde los 7 años se ve aparecer juegos de un carácter nuevo, los juegos sociales. Cuando los juegos de proeza llegan a una organización rudimentaria, se convierten en juegos de competición. Desde los 10 años, se desarrolla los juegos de grupos organizados, los juegos tradicionales como ser la rayuela. Para la mayoría de los niños, son los adultos los que entorpecen su actividad lúdica, aunque a menudo lo hagan con la mejor intención. Al subestimar el valor del juego en el desarrollo infantil, éstos no ofrecen a los pequeños las oportunidades adecuadas para jugar.

La buena disposición de los adultos frente al juego, basada en el justo aprecio de su valor, es una de las condiciones más importantes para que los niños puedan aprovechar al máximo los beneficios del juego. No es suficiente que el adulto se preocupe de que los niños puedan jugar tranquilos en su habitación o que participe ocasionalmente en sus juegos. A través del juego, los niños se interiorizan en el mundo circundante. Es importante que se posibilite el acceso a ese mundo y se le facilite su interiorización.

Para el adulto lleno de ocupaciones es más fácil confiar al niño en su cuarto, provistos de abundantes juguetes, que admitir su presencia y participación en su tarea. Es condición indispensable para que el juego pueda seguir su curso que el niño se enfrente con cosas nuevas para él y aprenda a dominarlas, entonces podemos decir que todo juego es siempre un aprendizaje. Las posibilidades de aprender que tienen los niños dependen de las oportunidades de aprender jugando que se les ofrezcan.


Funciones principales del juego

Entendemos por funciones del juego aquellos ejercicios o actividades vitales que el mismo promueve por sí en el transcurso de su desarrollo.


- Forma parte de la naturaleza intrínseca del juego, la sensación continua de exploración y descubrimiento.


- El juego es un factor de permanente activación y estructuración de las relaciones humanas.


- El juego es factor de acción continuada sobre el equilibrio psicosomático. Es decir que es autorregulador, un equilibrante de las tensiones y/o presiones que sufre el individuo frente al medio.


- El juego es medio fundamental para la estructuración del lenguaje y del pensamiento.


- El juego estimula en la vida del individuo una altísima acción religarte. Conecta, liga o une escenas con otras escenas vividas, de su propia historia y de la historia de su comunidad.


- El juego posibilita una catarsis elaborativa inmediata. Sólo el juego permite convertir lo siniestro en fantasma tico dentro de un clima de disfrute. Estimula la expulsión del conflicto y abre así nuevos espacios internos para el conocer y el comprender.


- El juego permite una evasión saludable de la realidad cotidiana.


- El juego posibilita a la persona aprendizaje.


- El juego reduce la sensación de gravedad frente a errores y fracasos.


Características principales del juego


- El juego es placentero, divertido. Aun cuando no vaya acompañado por signos de regocijo, es evaluado positivamente por el que lo realiza.


- El juego no tiene metas o finalidades extrínsecas. Sus motivaciones son intrínsecas y no se hallan al servicio de otros objetivos. De hecho, es más un disfrute de medios que un esfuerzo destinado a algún fin en particular. En términos utilitarios es inherentemente productivo.


- El juego es voluntario y espontáneo No es obligatorio, sino simplemente elegido por el que lo practica.


- El juego implica cierta participación activa por parte del jugador.


- Tranquilidad y alegría emocional de saber que sólo es un juego.


- Con finalidad en sí mismo.


- Espontáneo, repentino sin necesidad de aprendizaje previo.

- Expresivo, comunicativo, productivo, explorador, comparativo.

Tipos de juegos


Juego sensomotor:


Ocupa el periodo de la infancia comprendido hasta el segundo año de vida, cuando el niño está adquiriendo afanosamente el control de sus movimientos y aprende a coordinar sus gestos y sus percepciones con los efectos de los mismos. En este estadio el juego consiste con frecuencia en repetir y variar movimientos.

El niño obtiene placer a partir de su dominio de capacidades motoras y de experimentar en el mundo del tacto, la vista y el sonido. Obtiene placer al comprobar que es capaz de hacer que se repitan acontecimientos. Los orígenes de la mayoría de los aspectos del juego pueden detectarse, y deseo intentar mostrarlo, a través de los primeros contactos del niño con sus padres o cuidadores.

Aun cuando de un modo gradual, y dentro de otros contextos, se pueden aprender nuevas vías de juego, probablemente durante los primeros meses de la vida le es comunicada al lactante una orientación no realista con respecto a experiencias.

"Una nueva experiencia, si no es amedrentadora, atraerá probablemente primero la atención y luego la exploración. Sólo tras haber sido investigada, una nueva característica del entorno podrá ser tratada y disfrutada más ligeramente".


Juego simbólico o representativo:


Predomina tras la edad de dos años, hasta aproximadamente la de seis. Durante este periodo el niño adquiere la capacidad para codificar sus experiencias en símbolos; pueden recordarse imágenes de acontecimientos.

Un niño comienza a jugar con símbolos y las combinaciones de éstos. Por ejemplo un niño puede pensar que llena de huevos un nido cuando apila canicas en el sombrero de una muñeca.


Juegos sujetos a reglas:


Se inicia con los años escolares. El niño ha comenzado a comprender ciertos conceptos sociales de cooperación y competición; está empezando a ser capaz de trabajar y de pensar más objetivamente.

Su juego refleja este cambio cuando se enfoca sobre actividades lúdicas que están estructuradas basándose en reglas objetivas y que pueden implicar actuaciones en equipo o en grupo. Dentro de situaciones educativas, y en su mejor forma, el juego no sólo proporciona un auténtico medio de aprendizaje sino que permite que unos adultos perspicaces e instruidos adquieran conocimientos respecto a los niños y sus necesidades.

En el contexto escolar, esto significa que los profesores deben ser capaces de comprender en donde "están" los niños en su aprendizaje y en su desarrollo general, lo que a su vez indica a los educadores el punto de partida para la iniciación de un nuevo aprendizaje, tanto en el campo cognitivo como en el afectivo. Los juegos contribuyen al desarrollo de la acción, de la decisión, de la interpretación y de la socialización del niño.

Estos juegos de regla inician en la organización y en la disciplina al mismo tiempo que enseñan a someter los propios intereses a la voluntad general. A partir del juego en equipo el niño aprenderá a ser él, a ser un individuo, a ver que también existen los demás y a respetar sus personalidades.

DIBUJO

El dibujo se desarrolla gradualmente, y hay distintos tipos de dibujo. Nombraremos todos, pero desarrollaremos aquellos pertinentes a nuestro trabajo.


Desarrollo del garabateo:

De manera general los garabatos se pueden clasificar en las siguientes etapas:


1. Garabateo Descontrolado: aproximadamente a los 2 años.


2. Garabateo controlado: 6 meses después del garabateo descontrolado.


3. Garabateo con nombre: 3 años y medio aproximadamente- Dibujos pre-esquemáticos: Se considera que los dibujos de los niños entre 4 y 7 años de edad, como resultado de la evolución de un conjunto definido de líneas hacia una configuración representativa definida, pertenecen a esta etapa.

Los movimientos circulares y longitudinales evolucionan hacia formas reconocibles, y estos intentos de representación provienen directamente de las etapas del garabateo. Generalmente el primer símbolo logrado es un hombre. La figura humana se dibuja típicamente con un círculo por cabeza y dos líneas verticales que representan las piernas. Estas representaciones "cabeza-pies" son comunes en los niños de 4 a 5 años.

No debe llamar la atención que la primera representación sea una persona, ya que la importancia de las personas en los dibujos de los niños es bien evidente a lo largo de toda la infancia. La representación de un personaje "cabezón" o "renacuajo" se torna más elaborada con la adición de los brazos que salen a ambos lados de las piernas, con el agregado de un redondel entre ambas piernas que representa el vientre, y en algunas ocasiones, con la inclusión del cuerpo.

De manera global se pueden citar las siguientes características dentro de esta etapa:

.Primera faseinicial (también llamada pre-esquemática):


a. Se inicia entre los tres y cuatro años, y se supera alrededor de los cinco o cinco años y medio.


b. Aparecen representaciones comprensibles por el adulto.


C. La primera representación que aparece, de manera general, es la figura humana en forma de renacuajo.


D. Paulatinamente aparecen objetos de interés para el niño.


e. Cambia muy a menudo la forma de representar un mismo objeto.


f. El niño se concentra en representar las formas, el color tienen un interés secundario.


g. Coexisten objetos reconocibles con formas incomprensibles (garabatos)


h. Esporádicamente pueden aparecer trasparencias.


i. En tercera dimensión modela objetos reconocibles.


· Segunda fase Media:

a. Se inicia entre los cinco o cinco años y medio y se supera alrededor de los seis años y medio o siete.


b. Se interesa por representar la forma de los objetos.


C. Aparecen la línea del suelo, o la franja del cielo.


D. Hacia la finalización de la fase, la forma representativa de cada objeto se va estabilizando, no la cambia con tanta frecuencia con lo que lo hacia antes.


e. Los objetos representados pueden aparecer a veces por razones expresivas o emocionales algunas alteraciones formales, tales como supresión de partes, exageración de tamaños, del número de elementos o detalles, color notoriamente diferenciador, etc.

Estas alteraciones transitorias, muy positivas, indican una relación flexible del niño con su medio.


f. El color sigue siendo subjetivo, excepto para algunos elementos de la naturaleza, árboles, cielo, sol, etc.


g. En tercera dimensión arma escenas (modelado, armador, etc.

· Tercera fase Plenitud:


a. Se inicia entre los seis años y medio o siete y se supera alrededor de los ocho o nueve años.


b. Los cambios más notables se producen en el manejo del color: ahora es objetivo y genérico.


C. La forma de los objetos se estabiliza, este es un patrón personal de representación que logra cada niño, y que utiliza cada vez que necesita representar un mismo objeto.


D. El esquema de figura humana está constituido por formas geométricas que separadas del contexto pierden significación.


Desarrollo y funcionamiento de la Inteligencia en el desarrollo psicofísico

La Inteligencia Emocional


En primer lugar, tomamos a D. Goleman porque en su desarrollo de la Teoría de la Inteligencia Emocional, ofrece una perspectiva distinta del concepto de inteligencia. Para este autor, la inteligencia emocional está dada por ciertas habilidades relacionadas con el autodominio, la persistencia y el auto motivación. Como sustento de este tipo de inteligencia, el autor encuentra la relación entre sentimientos, carácter e instintos morales.

A partir de esto último, se deduce el funcionamiento de dicha relación: “… el impulso es el instrumento de la emoción; la semilla de todo impulso es un sentimiento que estalla por expresarse en la acción”. (D. Goleman, La Inteligencia Emocional, Pág. 16.) En este caso y en principio, la inteligencia emocional, se traduce en la capacidad de controlar los impulsos, constituyendo la base de la voluntad y el carácter, es decir, el autodominio.

Pero además, está relacionada con la capacidad de interpretar los sentimientos de los demás. Ambas capacidades, según el autor, posibilitan una mejor calidad de las relaciones humanas, y por supuesto la falta de ella si se carece de dichas habilidades. Finalmente, el autor asegura que, las mismas pueden ser enseñadas a los niños con el objetivo de que éstos utilicen de la mejor manera su potencial intelectual dado por su propia genética.

Y la manera de llevarlo a cabo es, tanto en la infancia como en la adolescencia – como etapas críticas del desarrollo – fijar los hábitos emocionales que le permitirán desenvolverse en la vida.Teoría de las Inteligencias MúltiplesEn segundo lugar, H. Gardner, desarrolla varios tipos de inteligencia, en contraposición con la visión limitada del concepto de “Inteligencia” tradicional, para explicar que según las personas, existen diferentes tipos de habilidades (cognitivas, emocionales y motrices) potenciales predominantes que les permiten desenvolverse en diferentes ámbitos de la visa, aunque es frecuente encontrar que existen combinaciones de aquellas en una misma persona.

En relación con el desarrollo del niño, también asegura que la educación puede – y debe – configurar los procesos de enseñanza/ aprendizaje en función de las inteligencias múltiples con el objetivo de permitir el desarrollo de los talentos que cada niño posee. Por supuesto que ello requiere de la ayuda que el docente brinde para que aquellos surjan espontáneamente.


TESTIMONIOS

Ignacio Ahe - 7 años.

Le hicimos una entrevista a la mamá y nos contó que nacho es un chico muy activo e imaginativo, le gusta mucho leer, disfruta mucho de ir al colegio, hace ajedrez y natación. Con respecto al juego, tiene muchos juguetes distintos, entre los que más le gustan están los de la guerra de las galaxias y los increíbles, juega mucho con ellos, hace distintos personajes, los hace hablar. Muchas veces juega con los dos al mismo tiempo mezclándolos.

También le gusta jugar con su hermano, aunque se pelean bastante porque a veces quieren el mismo juguete. Además muchas veces invita a sus amigos a jugar a su casa o va a la casa de ellos, con uno en particular, Pedro inventó un juego que se llama “japatunis” y se pasan largas horas dibujando distintos japatunis y poniéndoles nombres. Podemos considerar que tiene un juego normal, ya que puede jugar a distintas cosas, su juego es socializado, es creativo ya que toma participación y además inventa personajes.

Sobre el control de esfínteres, su mama nos contó que lo logro a los dos años y partir de ahí no tuvo ningún retroceso, ni siquiera cuando nació su hermano. Con respecto al alimento come muy variado y mucha cantidad, le gustan prácticamente todas las verduras, como la cebolla, el brócoli, el apio, y las más comunes. Almuerza todo los días en el colegio y no tiene ningún problema. Es un chico fuerte, alto con mucha vitalidad, signo de su buena alimentación. En cuanto al sueño, no le cuesta dormirse para nada, duerme muy profundamente. Se levanta sin ningún problema para ir al baño y continúa durmiendo.

Por las mañanas para ir al colegio le cuesta levantarse pero no lo hace de malhumor. Podríamos considerar que es un chico normal, desarrolla su juego normalmente, le gusta mucho comer, no tiene dificultades para dormir y controla sus esfínteres perfectamente. Desde Piaget observamos claramente que se encuentra en el estadio de las operaciones concretas.

Es niño que esta cursando segundo grado y sabe sumar, restar, escribe con imprenta y con cursiva, le gusta mucho leer, maneja algunas nociones de geometría como la diferencia entre cubo y cuadrado. Todo esto nos demuestra que su pensamiento es sobre lo real y por lo tanto concreto.


Natalia Bitler – 9 años


Le hicimos una entrevista a Natalia preguntándole distintas cosas. Es una nena que habla mucho, con un lenguaje correcto y utilizando expresiones adecuadas. Comenzamos indagando sobre su juego. Nos contó que en el colegio juega al elástico, que cuando esta sola en la casa no juega mucho porque se aburre sino que mira televisión o que juega con sus papás o su hermano mayor (13 años) a las cartas o algún juego de mesa.

Pocas veces juega a las muñecas, les gusta mas bañarlas en él la pileta del baño, pintarlas o peinarlas. Cuando esta con amigas, nos contó que no juegan con muñecas, sino que les gusta pintarse entre ellas, mirar televisión, o hablar “de todo”. También le gusta usar en “MSN” pero mucho en su casa no puede porque la computadora esta en la pieza de su hermano, pero cuando va a la casa de alguna amiga que tiene computadora la usa y se quedan “chateando” varias horas. Con respecto al dibujo, cuando le preguntamos nos contó que le gusta mucho dibujar y pintar, entonces le dimos varias hojas, marcadores, lápices y crayones para que haga lo que quiera. Su primer dibujo fue una nena, con una casa, un sol y un arco iris.

La nena la hizo bien chiquita respecto a la casa, con rasgos propios de una nena como por ejemplo dos colitas en el pelo. Dibujo la nena sobre un piso, hizo la casa con una ventana y cortinas en la ventana, una chimenea con humo, es decir, presta atención en los detalles. Su dibujo de la figura humana es completo. Le pedimos que le ponga el nombre y la fecha, y a parte de eso lo dedico. Su trazo es equilibrado. Nos pidió otra hoja y dibujo una flor, con hojas y abejas alrededor, también atrás lo dedicó y le puso la fecha. En ambos dibujos uso diversos colores, crayones, lápices y marcadores.

Finalmente le pedimos que dibuje una persona de perfil. En un primer momento no comprendió que le quisimos decir, pero se lo ejemplificamos y comenzó a hacerlo. Le dibujo solamente un ojo, porque es lo que ella ve si alguien se coloca de perfil. Ya paso la etapa de realismo visual, es decir transparencia, en donde dibuja los dos ojos aunque solamente vea uno, estaría en la etapa de realismo total ya que dibuja lo que realmente ve, y de perfil Natalia nos dice que ve solamente un solo ojo de la persona. Comenzamos a indagar con respecto al dormir.

Se acuesta aproximadamente a las 22 horas o quizás un rato antes, ya que se levanta temprano para ir al colegio. Nos contó que a veces se despierta con pesadillas a la noche, y se va a la cama de sus papás, se queda un rato ahí, y después la mamá la lleva nuevamente a su pieza y le deja prendida una luz. Dijo que “a veces” le tiene miedo a la oscuridad, y muchas veces a la noche para poder dormir deja encendida una luz, y cuando se duerme su mamá se la apaga. Con respecto a sus actividades, va al colegio doble turno. Entre a las 8.30 hasta las 12.30, va a la casa a comer y vuelve a las 13.30 hasta las 16.30.

Es bilingüe, por la tarde es todas ingles el colegio. Hace natación y jockey. Dice que le gusta ir al colegio y que se acostumbró a ir todo el día, pero que quizás le gustaría ir solo a la mañana o solo a la tarde.

Bibliografia.

-Hospital italiano http://www.hospitalitaliano.org.ar/
-http://members.tripod.com/psico1_deshumano/psicoanalitica.html
-http://www.educacioninicial.com/ei/areas/evolutiva/Index.asp

Queremos compartir con todos y todas ustedes, nuestros logros llevados a cabo.
Este espacio tenia un fin solidario que consistía en la donación de todos ustedes.
Dicha donación era de juegos de ingenio y de mesa, para poder ayudar a los niños carenciados de UNICEF ARGENTIA.
Siendo así nuestro deber, el de informarles a ustedes que nuestros logros han sido alcanzados gracias a su solidaridad.
Queremos dejarles una imagen, para que puedan tener conocimiento de lo recolectado hasta la fecha.
Desde ya muchas gracias por su colaboración

1 Comments:

Post a Comment

<< Home